El origen del Origami

La definición más común del origami es la formación de figuras de papel, hechas con dobleces de diferentes formas. Ranas, estrellas, garzas, peces, flores y animales de todo tipo, así como figuras geométricas de colores viene a nuestra mente en cuanto escuchamos la palabra: Origami.

El nombre de este arte proviene de la palabra japonesa “Ori” que significa doblez y de la palabra “Kami” que significa papel, en el cual, a diferencia de la papiroflexia, no está permitido cortar ni pegar el papel que se utiliza para esta creativa tarea.

Aunque es originario de China, mediante el comercio traspasó las fronteras de Japón, quien lleva siglos siendo pionero y difusor de un arte que a primera vista parece simple pero puede ser bastante complejo. El origami japonés además de encontrar nuevos usos continuamente, es una de las mayores tradiciones del país nipón. En un principio, fueron los samurais quienes lo usaban al intercambiar regalos en señal de respeto; los adornaban con un sobre con pequeños dobleces que llamaban Noshi. En las bodas sintoístas se acostumbraba decorar los vasos de sake con mariposas macho y hembra realizadas en papel.

A partir del periodo Muromachi (1338-1573) la variedad de estilos al doblar el papel servía para diferenciar los múltiples rangos sociales, además se empezó a transmitir su enseñanza de padres a hijos. En la era Tokugawa (1603-1867) el origami ya era accesible a todo el público, realizándose por diversión y floreciendo como arte cultural japonés. Fueron los moros los que llevaron el origami a Europa entre los siglos 9 y 12, ellos sólo utilizaban el origami para crear figuras geométricas ya que su religión les prohibía hacer figuras de animales. Por supuesto con la colonización de América este arte se fue expandiendo por el mundo y hoy es tan popular con niños como con adultos.

Así el día de hoy hay desde origami muy estricto en el cual no se permiten ha

cer cortes ya que la figura se debe de lograr con sólo dobleces de una única hoja de papel, hasta origami más flexible en el que se permiten cortes pero no pegamentos. Diferentes corrientes tienen diferentes reglas para la formación de figuras estéticas a partir de papel, de los cuales podemos destacar los siguientes:

 

  • Origami tradicional: figuras de papel que pueden estar en 2 o 3 dimensiones.
  • Origami de acción: figuras de papel que realizan algún tipo de movimiento, como por ejemplo un pájaro que aletea o una rana que salta.
  • Origami modular: consiste en un conjunto de piezas idénticas juntas que forman un modelo completo, como pueden ser un cubo o una esfera, creado exclusivamente con papel plegado.
  • Origami de plegado en húmedo: consiste en doblar el papel mientras está humedecido para conseguir finas curvas. Es muy útil para la creación de ciertas figuras que simulan animales, por ejemplo.
  • Origami de teselados: consiste en crear un patrón de figuras sin dejar hueco entre ellas ni superponerlas.

Autor entrada: Lea Lakshmi