Dumbo: La historia que inspiro el clásico de Disney

Después de 78 años de entregarnos una entrañable cinta animada Disney revisita su clásico Dumbo, esta vez de la mano del excéntrico director Tim Burton para ofrecernos una versión que mezcla personajes inadaptados con el mejor cgi para enganchar a las nuevas audiencias, pero ¿en qué cuento de hadas está inspirado este pequeño elefante volador?, aquí te contamos la verdadera y trágica historia que inspiro las producciones de Disney.

La historia original nos remonta al año de 1860, concretamente al reino africano de Abisinia, donde tiene lugar el nacimiento de Jumbo, un singular elefante africano más grande que la media y quien apenas con un año de edad fue capturado por Sammler Johann Schmidt, quien lo envió al Ménagerie fu Jardin des Plantes donde permanecería hasta 1965, año en el que fue intercambiado por un rinoceronte en el zoológico de Londres.

En ese tiempo los elefantes africanos eran una rareza y todo un espectáculo para la gente europea, quienes estaban más acostumbrados a la presencia de elefantes asiáticos en circos y zoológicos, eso más su gran tamaño que sobrepasaba la media del espécimen africano pronto otorgaron a Jumbo un estatus de celebridad.

Su nombre significa hola en la lengua suajili y fue apodado así por su cuidador Matthew Scott, quien se encargó de él hasta el día de su muerte, “la fama de Dumbo era tan imponente que hasta los hijos de la reina Victoria eran sus admiradores” según narra el naturalista David Attenborough en un documental realizado para la BBC en 2017.

Fue al comienzo de los años 80 cuando comenzó la decadencia del gran elefante, Jumbo reaccionaba de forma violenta por las noches, llegando a romper las vallas y rejas que lo tenían cautivo, únicamente Scott podía domar y calmar al animal, aunque posteriormente se descubriría que esto era gracias a que durante el día le administraba altas dosis de Whisky (situación que inspiro la legendaria escena de los elefantes rosas en el film de 1941.

Tras estos actos el zoológico de Londres no dudo en venderlo cuando el mítico Phineas Taylor Barnum ofreció comprarlo por la cifra de diez mil dólares, fue así como en 1882 Jumbo llego a los Estados Unidos, país donde fue presentado como “el elefante más grande del mundo” y donde se le preparo una gira por diversos estados para exhibir al majestuoso elefante, volviéndose así un negocio redondo para P.T. Barnum.

Aquí Jumbo vivió sus últimas glorias mientas compartía espacio en su vagón con un elefante enano llamado Tom Thumb, es en la versión más romantizada de la historia donde se asegura que para proteger a este pequeño Jumbo puso su cuerpo en las vías del tren para salvarle del impacto de una locomotora que se acercaba hacia ellos, en versiones más oficiales se cuenta que un cambio de agujas equivocado en las vías provoco que una locomotora se impactara por detrás del elefante dejándole con varias heridas graves.

e-full" src="http://cientoque.com/wp-content/uploads/2019/04/jum1.jpg" alt="" width="750" height="422" srcset="https://i0.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2019/04/jum1.jpg?w=750 750w, https://i0.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2019/04/jum1.jpg?resize=300%2C169 300w" sizes="(max-width: 640px) 100vw, 640px" />

Scott quedo inconsolable tras la muerte del elefante que había cuidado por tanto tiempo, mientras que Barnum perdió su gran inversión, pero América y el mundo ganaron una leyenda, y aunque otros de mayor tamaño han venido siempre se recordara a Jumbo como el elefante más grande visto por el hombre.

Autor entrada: Editorial 100 Toque

Comprometidos con la información y el entretenimiento.