Crítica Elisa y Marcela: Un romance de época

Netflix apuesta todo por el amor

Después de un preestreno en el Festival Internacional de Cine de Berlín, la nueva cinta de la directora catalana Isabel Coixet llega a Netflix para plasmar lo crueles que pueden ser los seres humanos cuando algo va más allá de su entendimiento.

Filmada a blanco y negro, la cinta basada en hechos reales cuenta la historia de dos mujeres gallegas que después de compartir una amistad en el colegio terminan viviendo una relación amorosa a escondidas, los padres de Marcela al sospechar de esta relación le envían a estudiar lejos, pero el tiempo no hará más que incrementar en ambas el deseo por la otra. Su reencuentro tiempo después es mágico, digno de los más grandes romances cinematográficos, pero la presión social y habladurías terminara por empujarlas hacia un plan para burlar a la sociedad e inclusive a la misma iglesia, así Elisa abandona el pueblo y regresa convertida en Mario para poder casarse con Marcela, un acto de amor pero tambien de rebeldía ante una sociedad que se niega a aceptarlas.

Protagonizada por Natalia de Molina y Greta Fernández como la pareja enamorada, esta cinta se convierte en una suerte de “La Chica Danesa” pero con los roles invertidos y donde el contenido romántico tiene un mayor peso, dejando de lado el tema de la conversión biológica de género, pues aquí un buen traje, un corte de cabello y un bien elaborado bigote sirven para hacer el cambio necesario.

Esta película nos proyecta cuál era el miedo de cualquier individuo al exponer sus preferencias sexuales sin ser juzgados tan drásticamente en aquella época y, sin lugar a dudas, hoy en día, aunque actualmente no se toman medidas tan exageradas como la pena de muerte. Y aunque se ha luchado demasiado aún hay individuos que sólo generan odio, sometiendo a los que no comparten sus mismas opiniones por bullying, poniendo apodos hirientes, groseros y afectando psicológicamente a una comunidad que nos busca nada más que la paz y el entendimiento.

px) 100vw, 640px" />

Elisa y Marcela es una película de época, pero que pone el foco en un problema que al día de hoy se sigue padeciendo en algunos sectores del planeta, y nos invita a pensar lo valientes que son estas personas por luchar día a día para que se les respete y acepte.

 

Autor entrada: Monika Peredo