Coronavirus y Ansiedad

Tips para sobrellevar la ansiedad durante esta cuarentena

El brote de coronavirus trajo soledad y silencio. Entre paredes descubrimos que para salvar al mundo basta con quedarnos en casa y mantener la cordura. Queremos llevar una dieta saludable, hacer ejercicio, leer, pero parece que el concurso para reina de esta primavera lo ganó la ansiedad. La tristeza nos invade: nos quitaron la libertad, los besos, los abrazos, tenemos miedo. La crisis económica se hizo evidente en las categorías sociales más vulnerables, los ancianos, los trabajadores informales, los artistas independientes; la vida no es la misma, y quizá no erramos al pensar que no volverá a serlo… Una vez más la realidad supera a la ficción.

 La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes; según la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud (SPPS) es un estado emocional donde se presentan cambios somáticos, como mareos, taquicardia, sudoración, molestias digestivas, temblor, sudoración; y asimismo cambios psíquicos, como nerviosismo, deseos de huir, miedos irracionales, temor a perder el control y la razón, sensación de muerte inminente e inquietud. Esto nos lleva a percibir la realidad de manera distorsionada, y afecta nuestra vida en muchos sentidos.

Algunos consejos y estrategias que médicos y especialistas han dado para sobrellevar la ansiedad durante la cuarentena son los siguientes:

  • Mantener una rutina y dormir adecuadamente para mantener nuestro estado de ánimo.
  • Limitar el uso de redes sociales, así como la cantidad de noticias que consumimos.
  • Hacer ejercicio para liberar endorfinas y oxigenar nuestro organismo. Hay muchas aplicaciones y videotutoriales en las que se puede conseguir una rutina.
  • Escribir, preparar galletas, hacer máscaras…
  • Limpiar y ordenar el espacio que habitamos nos hará sentir armonía.
  • Además de esto es muy importante mantenernos en contacto con nuestros seres queridos y comunicar lo que sentimos.

Todo esto pareciera una broma, lo cierto es que tenemos que adoptar ciertas actividades que nos generen calma. Tomamos té en el desayuno, comemos frutas, hacemos ejercicios cinco minutos, despertamos a las tres de la mañana y volvemos a dor

mir a la una de la tarde, “hice todo y todavía sobraba tiempo”. No hay prisa, no todos podemos sobrellevar la ansiedad de la misma manera. Cada uno a su ritmo. Estos días también son de reflexión, de meditación y autoconocimiento. Recuerda que no estás solo y que la salud mental es tan importante como la física.

 

Autor entrada: Patricia Miros