Black Mirror Temporada 5: ¿Por qué todos la están odiando?

La serie no esta generando las reacciones que Netflix esperaba

El 5 de junio se estrenó la tan esperada quinta temporada de Black Mirror, y a sólo unos días de haberse estrenado las críticas, siendo mayormente negativas, no se han hecho esperar, haciéndose presentes en las redes sociales de Netflix, pues muchos fieles seguidores de la serie están demostrando su descontento, puesto que la quinta temporada no ha sido nada de lo que esperábamos ni de lo que ya estamos acostumbrados.

Como bien sabemos, Black Mirror siempre ha tenido ese gran y único toque, los humanos y la tecnología avanzada, acompañados de pura y dura tragedia (salvo contadas excepciones), llegando al punto de incomodarnos e impresionarnos. Cosa que los nuevos capítulos no han logrado, enfureciendo a la mayor parte de los seguidores de la serie.

¡No te preocupes, no te vamos a Spoilear!, pero si te vamos a explicar cuáles fueron los posibles errores de esta temporada y por qué todos están criticándola de manera negativa.

Y si había buenos actores ¿qué podía salir mal?…

Esta temporada contó con tres capítulos: “Striking Vipers” protagonizada por Anthony Mackie quien han estado envuelto en el Universo cinematográfico de Marvel. y por Yaya Abdul quien ha estado en distintas filmaciones de gran importancia.

 “Smithereens” protagonizada por Andrew Scott, igualmente envuelto en una gran de lista de papeles cinematográficos importantes.

Y “Rachel, Jack and Ashley Too” El tercero y último capítulo protagonizado por Miley Cyrus.

Cabe aclarar que el reparto no tuvo nada que ver en los posibles errores en la producción. Pero muchos se sienten decepcionados del protagonismo de Miley Cyrus.

En los tres capítulos podemos notar que existe menos tecnología que en las temporadas pasadas. ¿Crees que el presupuesto se haya enfocado más en los actores que en la producción?…

El mensaje se logra transmitir bien y tenemos en cuenta de que Black Mirror siempre ha tocado historias de la vida cotidiana y la tecnología avanzada. Sin embargo, las historias parecen estar fuera de lugar y no se logra esa conexión que logran las entregas anteriores. Ahora resulta muy fácil confundir la serie con una película común o un episodio de Disney. ¡Nada que ver con Black Mirror!

Por otro lado, los seguidores de la serie estamos acostumbrados a que todos los capítulos terminen en tragedia, que inciten nuestro pensamiento a la reflexión, pero esta vez ha sido diferente.

Claro está que se buscaba que la serie fuera más común y digerible para el público, con un toque más azucarado y optimista. Perdiendo esa esencia que le caracterizaba al dejarnos mentalmente dest

ruidos.

¡Y si!, se nos advirtió que todo sería más azucarado, pero lo pasamos por alto. El creador de Black Mirror, Charlie Brooker ya había dicho lo que nos esperaba: ”estamos haciendo episodios e historias más optimistas, en lugar de limitarnos a las distópicas y negativas”.

Al parecer no funcionó del todo.

Autor entrada: Enrique Portilla

Amante de la actividad física recreativa y deportiva. Patinador desde hace 6 años y comprometido con la salud física hace 3.