Altar de muerto según el arte culinario de cada región

Una de las festividades más importantes de México es El Día de Muertos, esta tradicional celebración es acoplada a las diferentes culturas de cada región del país, agregándole elementos emblemáticos que diferencian a cada lugar. Una de las cosas que no puede faltar en los hogares mexicanos durante esta celebración es el altar de muertos u ofrendas, que de igual manera es personalizado y modificado en su estructura y ofrendas debido a cada región.

Hay elementos básicos que no pueden faltar en el altar por su gran significado, como son el agua representativa de la vida, la sal que es un elemento de purificación, el camino de pétalos de cempasúchil que ayuda de guía al espíritu, veladoras para iluminar su camino de regreso, y la comida y bebida como deleite después de su viaje del mas allá.

Los elementos anteriores tienen un significado preciso, hoy en día algunas culturas los siguen utilizando en sus altares y otras prefieren añadirle algunas ofrendas más locales.

Unos de los tipos de altares son los de 2, 3 o hasta 7 niveles, que representan las etapas que tiene que seguir el alma para ascender y descansar en paz.

México está lleno de costumbres y tradiciones, cada región festeja de forma diferentes originales y única, cada familia les agrega su toque especial a sus altares para honrar a sus difuntos. Por ejemplo, la ofrenda yucateca por el día de muertos sigue las reglas de las ofrendas mayas

Los altares yucatecos usan como ofrenda comida tradicional local, como el “mucbipollo” un platillo preparado especialmente para esta celebración, los salbutes, relleno negro, atole de maíz, entre otros.

En tabasco el altar es decorado con hoja de palma, se compone de sus platillos típicos como “el uliche” conocido como pipián tabasqueño, bebida hecha de maíz y cacao, dulce de papaya y camote.

De los altares más coloridos es el de Michoacán, se colocan orquídeas moradas junto con las velas, el copal y el incienso, además de su característico arco formando una estrella de seis picos cubiertos de flor de cempasúchil.

En Guanajuato la gente acostumbra colocar caminos de tierra o semillas hacia sus altares, de entre los alimentos colocados en la ofrenda son los buñuelos, cajetas de camote, el famoso fiambre y las diferentes figuras de animales y frutas hechos de dulce.

El altar chiapaneco es decorado con crisantemo, flor de seda y flor

de lechita, además está lleno de sus sabores tradicionales que van desde los tamales de chipilín, el mole con pollo, el estofado de res, hasta las bebidas como el temperante, el pulque y el tepache. Algo que tampoco puede faltar son sus tradicionales dulces como el dulce de calabaza, los turrones, o dulce de manzanilla.

El altar de día de muertos forma parte de nuestra manera de honrar a los que alguna vez formaron parte de nuestra vida, por lo que cada uno tiene un toque personal, único y significativo.

Autor entrada: Crystal Morales